Artesecuencial

MANGA

RESEÑA MANGA (VI): BUDA.

Escrito por artesecuencial 07-04-2007 en General. Comentarios (1)

Tengo que reconocer que de toda la obra de Osamu Tezuka una de las series que menos me atraía era Buda. La causa principal es que la temática -la recreación de la vida de Buda- no me llamaba
demasiado la atención. Hace poco, sin embargo, me animé a comprar el número uno y me llevé uno de las sorpresas más agradables de mi vida de lector de comics. Antes de daros mi opinión sobre la serie en sí os haré un resumen de su argumento:
Buda narra la vida de Shiddarta, un joven principe destinado gobernar en un pequeño reino de la India que renuncia a su puesto para buscar las respuestas a las preguntas trascendentales que le atormentan. Shiddarta es un niño especial que se cuestiona todo lo que le rodea. Es contestatario y rebelde y se cuestiona el estricto y brutal sistema de castas que impera en su país. Nacer esclavo o paria supone estar condenado a una vida de penurias y sufrimiento mientras que nacer brahman (escalón más alto de la sociedad) supone tener todos los privilegios.



Como ya he dicho, Shiddarta renunciará a una vida de lujos para iniciar la busqueda de la Verdad y la esencia de la vida, un largo camino que le llevará a conocer la peor cara del ser humano...

Buda es, ante todo, un maravilloso y conmovedor cuento pleno de imaginación. Pero que nadie se engañe, tras esa fachada que puede parecer inofensiva (imagen que se refuerza con el especial estilo de Tezuka), se trata de una historia brutalmente realista que no hace ningún tipo de concesión. El autor nos narra la vida de un ser puro en un entorno hostil donde los finales felices nunca llegaban a hacerse realidad.

La particular sociedad de castas de la India (sistema jerárquico que aún hoy en día se mantiene, por desgracia) nos muestra la cara más aberrante del ser humano. Una sociedad brutal donde los poderosos no dudaban en usar la violencia para reprimir todo intento de socavar su poder y donde los parias (la escala más baja de la sociedad) eran tratados peor que las bestias. A pesar de lo oscuro de la trama, Tezuka introduce su particular y limpio sentido del humor en muchas ocasiones. Algunas bromas que hace desentonarían totalmente si las hiciera cualquier otro autor, pero a él le quedan simplemente geniales.

En el apartado gráfico, el autor da una brillantísima lección de narrativa y composición de página. Una maravilla, vamos.

Buda es, de lejos, la mejor obra que he leído de Tezuka. Me ha gustado bastante más que Adolf y El Arbol que da Sombra (y eso que estas dos obras me encantaron) y me ha llegado muy muy dentro.

En resumen: el mejor comic que he leído en años.


RESEÑA MANGA (V): LA ESPADA DEL INMORTAL.

Escrito por artesecuencial 05-04-2007 en General. Comentarios (0)

Volviendo al fascinante mundo de los samurais hoy quiero hablaros de una de las mejores series de este género que se están publicando en nuestro país: La Espada del inmortal.
Este manga narra la aventuras y desventuras de Manji y su protegida Rin Asano. El primero es un ronin errante que ha adquirido el "don" de la inmortalidad y la segunda es una desgraciada joven que busca venganza por asesinato de sus padres. El padre de Rin era el maestro de un dojo (escuela de esgrima y artes marciales) que fue asesinado por los miembros de un dojo rival (los seguidores del estilo Itto Ryu). Rin busca la revancha y para ello "contrata" a Manji como guardaespaldas. Juntos iniciarán un incierto viaje en busca de los culpables de la muerte de los progenitores de Rin.



En el manga aparece un elemento distintivo del periodo Edo: las escuelas de esgrima. A pesar de ser una época de paz, en el periodo Edo se desarrollaron múltiples estilos de esgrima. Cada uno tenía sus seguidores y estos se entrenaban en los dojos o escuelas bajo una estricta disciplina. Los estilos de lucha estaban perfectamente diferenciados y tenían unas normas muy rígidas. Debían obediencia ciega a su maestro y estaban dispuestos a todo por defender el honor del dojo.

En La Espada del Inmortal, los seguidores del Itto Ryu son una suerte se parias o personajes marginales que bajo la influencia de un joven muy carismático llamado Kagehisa Anotsu, desarrollan un estilo de esgrima basado en el "todo vale". Se trata de  unos jóvenes rebeldes e inadaptados que se enfrentan al poder establecido por los demás dojos y, en definitiva, al poder del shogunato. Frente al tradicionalismo y las estrictas reglas de comportamiento de los demás estilos (y de la sociedad en general), el Itto Ryu se propone romper radicalmente con esas normas. Para ello retan a los demás dojos y llegan a matar a algunos maestros a sangre fría (caso de los padres de Rin).

En un principio parece que la historia se va a quedar en una sucesión de peleas sin sentidoo pero poco a poco se irá centrando en aspectos más mundanos (algo que se agradece). Los elementos históricos cobran importancia y conoceremos diferentes aspectos de la vida diaria en Edo y alrededores y los entresijos políticos y sociales del Japón de la época.
También se profundiza bastante en las motivaciones y sentimientos de los personajes y en las relaciones entre ellos.

La historia, sin ser un prodigio de originalidad, mantiene bastante el interés. Los combates, siendo importantes, no son el centro sobre el que gira toda la trama si no que son sólo un elemento más (secundario a veces).


MUESTRA DEL TRABAJO DE SAMURA.

El dibujo es, sin duda, el punto fuerte de este manga. Hiroaki Samura hace un trabajo espectacular. Su trazo transmite fuerza y elegancia. Las escenas de lucha son un poco confusas pero plenas de potencia y dinamismo. En definitiva, el dibujo está muy cuidado y es muy bonito (aunque empeora un poco en los últimos tomos).

La Espada está un escalón (o dos) por debajo de mangas como Lone Wolf o Asa El Ejecutor, pero sin duda tiene elementos que lo hacen un cómic muy recomendable.



PD: el tema de los dojos y las escuelas de lucha también aparece muy bien reflejado en el manga Vagabond.



RESEÑA MANGA (IV): GOLGO 13.

Escrito por artesecuencial 04-04-2007 en General. Comentarios (0)

Golgo 13 es uno de esos títulos de referencia en el mundo del manga y del cómic en general. Es una serie mítica en Japón y lleva publicándose más de tres décadas de forma ininterrumpida, habiéndose convertido en todo un fenómeno editorial (algo normal si tenemos en cuenta la inmensa cantidad de páginas publicadas).

La serie toma nombre de su protagonista: Golgo 13 es un asesino en serie frio y despiadado que no mira el DNI de sus victimas y que es admirado y temido en el mundo entero. Duke Togo (verdadero nombre de Golgo)  acepta todo tipo de trabajos y raramente se involucra emocionalmente en sus misiones. No tiene amigos ni familia y vive oculto del mundo.



La serie japonesa está estructurada en forma de capitulos cortos autoconclusivos que rara vez tienen un "continuará". En la edición española se nos presentan los "13 mejores episodios de Golgo 13" (elegidos -eso se dice- por el público), en dos grandes tomos de más de 600 paginas muy bien editados, todo sea dicho.

El principal problema que tiene Golgo 13 es el apartado gráfico. La gran duda que tuve a la hora de comprar la serie me surgió al no poder ver el dibujo antes ya que los dos volumenes venían plastificados (algo que suele ser signo, casi siempre, de que hay "gato encerrado"). Efectivamente, lo mínimo que se puede decir del arte de Takao Saito es que es muy abigarrado, tremendamente esquemático, por momentos algo descuidado y bastante anticuado. No me esperaba mucho más puesto que ya había visto algunas páginas sueltas pero a decir verdad el nivel gráfico es bastante más flojo de lo que yo pensaba (algo que, por lo menos en mi caso, no me dejó disfrutar mucho de las historias). Además, apenas se vé evolución desde la primeras historias hasta la más recientes.

Tampoco los guiones acabaron de convencerme. Algunas tramas se dejan leer pero otras las ví demasiado vacías y previsibles. Estamos hablando de una selección de historias de una serie que tiene más de tres décadas de vida y uno se esperaba mucho más.

Al personaje lo veo frío y poco atractivo. No tiene mucho carisma ni profundidad y casi parece un robot. Hombre, uno tampoco espera que un asesino profesional sea la alegría de la huerta pero es que aquí el autor se pasa un poco en la caracterización y el personaje le sale plano como una tabla de planchar, o al menos esa ha sido mi impresión.

No sé si fue porque tenía el día malo o porque mis espectativas eran muy altas después de oir hablar tanto y tan bien de esta obra, pero a mi me decepcionó bastante. Es entretenida pero poco más.


PD: Espero no haber sido demasiado duro en esta reseña. Me duele meterme con cualquier cómic por malo que sea (y este no es el caso). Sé que hay un trabajo duro detrás pero también supongo que al autor le gustaría que fuera sincero, al igual que a mi me gusta que le gente sea sincera conmigo. Además creo que el haber pagado por la obra me da cierto derecho a opinar sobre ella, ¿no?. Saludos.

RESEÑA MANGA (III): 20th CENTURY BOYS.

Escrito por artesecuencial 03-04-2007 en General. Comentarios (0)

La trama de este manga creado por Naoki Urasawa (autor también de la famosa serie Monster) se inicia durante la niñez de una pandilla de niños japoneses perfectamente normales. Los chavales, influenciados por los dibujos animados y el manga, se enfrentan a enemigos imaginarios y elaboran "planes" para salvar el mundo de seres extraterrestres, robots gigantes, plagas malignas, etc. Los juego infantiles se quedan en eso: en meras travesuras inocentes propias de la edad que olvidarán con el tiempo...

Sin embargo, pasados los años, los recuerdos de su infancia vuelven a su memoria de forma repentina y terrorifica: en el escenario de un suceso truculento encuentran un símbolo que ellos mismos habían creado hacía décadas y que sólo ellos pueden conocer.



Pronto descubrirán que alguien se ha "inspirado" en sus juegos infantiles para crear una enorme red criminal. Una mente desequilibarda y megalómana que se hace llamar "amigo" ha creado una secta con creciente poder y utiliza el símbolo creado por Kenji -el líder de la pandilla- como "logotipo". Al principio todo parece un broma pesada pero poco a poco los protagonistas se verán inmersos en una pesadilla de la que algunos no saldrán con vida. Juntos lucharán para evitar que "Amigo" acabe dominando japón y el mundo entero.

Pocas veces había encontrado un cómic con una premisa argumental tan interesante pero tan mal desarrollada. La historia comienza con mucho ritmo y el autor consigue que el interés crezca muy rápido. Sin embargo la cosa se va desinflando cosa mala a cada nuevo tomo: los continuos flashbacks  -que al principio se usan muy bien y hacen que la intriga y la tensión crezcan- se van liando hasta solaparse unos con otros de forma lamentable (algo parecido ocurre con los giros argumentales). Lo que en un inicio es un recurso muy bien usado se convierte, con el abuso, en un engorro que sólo sirve para que el lector acabe mareado. Para colmo Urasawa mete personajes y situaciones que no aportan nada a la historia y que sólo parecen ocupar páginas de relleno.

La trama va perdiendo consistencia de una forma alarmante y en los últimos tomos ya no queda casi nada del interés inicial. Tras 21 tomos te queda la impresión de que una idea genial se ha quedado en casi nada por intentar estirar la trama sin ninguna razón aparente.

El dibujo no ayuda nada puesto que es demasiado funcional, plano y nada espectacular. Se nota mucho que el fuerte de Urasawa son las historias porque lo que es el apartado grafico deja bastante que desear. No es mal narrador pero a veces peca de un exceso de texto y de viñetas.

A pesar de todo, y una vez salvada la decepción que suponen los últimos 7 u 8 tomos de la serie, se trata de una colección entretenida. Una pena que no le hayan sacado más provecho. Recomendable a pesar de todo.



RESEÑA MANGA (II): EL ARBOL QUE DA SOMBRA.

Escrito por artesecuencial 13-03-2007 en General. Comentarios (0)

  

 

El Arbol que da Sombra narra la vida de dos personas durante los convulsos útlimos años del Periodo Edo, cuando el país asistió al fin del poder Tokugawa y a una serie de cambios sociales muy rápidos y profundos. Uno de ellos (Ryôan Tezuka) es un aprendiz de médico alejado de la espada y que sólo vive para suceder a su padre en la profesión y el otro (Manjirô Ibuya) es un samurai de bajo rango que quiere ascender en el escalafón social y militar. Ambos personajes son bastante diferentes: Ibuya es un guerrero tenaz preocupado por los problemas políticos del país mientras que Tezuka es un joven mujeriego y de vida alegre que no quiere saber nada de las armas ni de la política.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/arbol4.jpg

PORTADA DE LA EDICION ESPAÑOLA DE "EL ARBOL QUE DA SOMBRA".

 

Ante los cambios que ven a su alrededor ambos personajes actuan de una forma muy diferente. Mientras Tezuka sólo se preocupa de su profesión y de pasarlo bien, la condición de samurai de Ibuya le hace sufrir mucho más ante las situaciones que se van sucediendo. Sufre porque ve que la corrupción y la decadencia carcomen el Shogunato y porque las injusticias se hacen cada vez más insoportables. Aunque él, como samurai educado en la obediencia al Shogun, lo protege y desconfía de los reformistas y de los extranjeros, tiene dudas y muchas veces no comprende la actitud cerrada y reaccionaria del Bakufu (gobierno). Su sufrimiento interno y contradicciones reflejan muy bien las del propio país y las de millones de japoneses que no entendian muy bien por qué el Japón debía renunciar a todo aquello que, a pesar de venir de fuera, podía mejorar mucho la vida del pueblo llano (medicina occidental, industria, etc.).

 

El "árbol" al que se refiere Osamu Tezuka y que da titulo al manga es el propio Shogunato: un "árbol" robusto que había dado sombra al país durante mas de dos siglos pero que estaba podrido por dentro y se encontraba a punto de derrumbarse. El "acomodamiento" de las estructuras del poder durante tantos siglos y el férreo aislamiento del país habían hecho que Japón se quedara atrás como potencia militar. La llegada del Comodoro Perry (con sus grandes barcos de guerra y exigiendo un trato comercial preferencial para los USA), hizo a los japoneses visualizar su debilidad y su atraso, ante lo cual muchos pidieron cambios radicales. Por su puesto, el poder establecido se negó a hacerlos por miedo a perder su situación de privilegio. Al final, la debilidad del propio shogunato lo hizo caer sin demasiadas dificultades.

 

En defintiva, asistimos a la caída de un Imperio y, por lo tanto, a la lucha de los que querían cambiar de raiz el estado de cosas contra los que se aferraban al pasado y no querían ver lo obvio: la necesidad del cambio (probabelmente porque ellos no sufrían las consecuencias del asilamiento y la corrupción).

 

El Arbol es un manga histórico que tampoco olvida la faceta humana. Podemos aprender infinidad de datos y de información sobre el final del Periodo Edo y veremos aprecer numerosos personajes históricos, pero también se centra en los sentimientos de los protagonistas y sus penurias y alegrias. Es una de las obras más madura y densa de toda la obra del genial creador Osamu Tezuka (probablemente el mayor genio del manga de todos los tiempos).

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/ARBOL3.jpg

MANJIRÔ IBUYA

 

Hay que reconocer que el dibujo de Tezuka (caricaturesco y algo infantil) tira un poco para atrás al principio, pero en El Arbol se ve ya el estilo un poco más depurado y adulto de sus últimos y más maduros trabajos (como Adolf y Buda). Sin embargo, eso queda en segundo plano cuando vemos su narrativa clara y agil. Una maravilla.

 

Podriamos decir que se trata de un manga de samurais crepuscular en el que asistimos a la decadencia de su modo de vida pero en el que Tezuka también rinde, en cierto modo, un homenaje a esa cultura tan rica y evocadora. No en vano suele decirse (con cierta razón) que cualquier tiempo pasado fue mejor.

 

PD: no se si os habreis fijado pero uno de los protagonistas de la obra (el médico Ryôan Tezuka) tiene el mismo apellido que el autor. Eso es debido a que se trata de un antepasado del propio Osamu Tezuka, introducido por éste en la trama. Es, sin duda, un pequeño guiño del autor que resulta simpático (como el propio personaje de Ryôan).

 

PD II: la edición española (Planeta) incluye numerosos y muy utiles articulos sobre el periodo en el que transcurre el manga. Son de agradecer estos esfuerzos editoriales, la verdad. Y más para los que no saben demasiado de la cultura y la historia japonesa.