Artesecuencial

MANGA

RESEÑAS MANGA (XVI): GANTZ.

Escrito por artesecuencial 09-07-2007 en General. Comentarios (2)

 

Mucha gente identifica el manga con obras plagadas de violencia y sexo gratuitos. Y aunque esto no sea más que una generalización bastante burda, sí que es cierto que algunos manga reproducen esos tópicos con bastante fidelidad. Un ejemplo de esto es el manga GANTZ.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/GANTZ.jpg 

 

Esta serie tiene un argumento bastante particular: un joven es atropellado por el metro y “despierta” en una habitación con otras personas a las que no conoce de nada. Ninguno de ellos puede salir de la habitación, están atrapados allí con un extraño artefacto con forma de esfera. Ese aparato –que parece tener vida propia- les explica que están en una suerte de video-juego y sólo podrán volver a la vida (técnicamente todos están muertos) si superar una serie de misiones. En ellas deberán enfrentarse a diferentes seres (que parecen ser extraterrestres) y derrotarlo para poder conseguir puntos. Sólo los que lleguen a un límite de puntos podrán salir de allí y volver a su vida normal. A partir de aquí se sucederán un serie de estrambóticas misiones en las que perecer supone morir en la vida real…

 

GANTZ tiene un dibujo bastante atractivo (elaborado en base a bocetos terminados por ordenador). El estilo gráfico es bastante resultón pero me parece muy artificial. Los “bichos” realizados por ordenador quedan bastante fríos y a mi no me llegaron a convencer del todo. En definitiva, un  dibujo muy moderno y comercial pero desprovisto de vida.

 

El autor no se toma demasiado en serio la historia y todo queda en un entretenimiento sin ningún tipo de aspiración mas que la de divertir al personal. En ese sentido cumple con su función sin más. Las peleas son divertidas y los personajes resultan graciosos en su patetismo. La serie tiene algunos (pocos) momentos delirantes con gags de cierto nivel pero la trama es muy lenta y bastante vacía.

 

En definitiva, que nadie busque en GANTZ ningún tipo de mensaje trascendente ni dobles intenciones porque no lo encontrará. Se trata de una obra menor y bastante prescindible que únicamente sirve para echarse unas risas. Un producto de usar y tirar.

RESEÑAS MANGA (XV): SPIRIT OF WONDER.

Escrito por artesecuencial 07-07-2007 en General. Comentarios (0)

 

Sipirit of Wonder es una de esas series diferentes que se salen un poco (bastante) de la norma. Publicada en tres tomos, se trata de una serie de historias cortas que podrían clasificarse dentro del género fantástico con un toque de ciencia ficción bastante Light. Se trata de un a serie de relatos cortos autoconclusivos entre los que destaca la historia de Miss China, la más larga y lograda de todas.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/spirit.jpg 

 

Miss China (que ya fuera publicada hace bastantes años en grapa por Planeta de Agostini) narra las aventuras del excéntrico (y un poco loco) Dr. Breckenridge, de su joven aprendiz Jim Floyd y de China, la temperamental y atractiva joven propietaria de la pensión en la que viven ambos. Como quiera que los dos primeros apenas tienen medios y no pueden pagar con regularidad el alquiler de su habitación, inventarán las más audaces y divertidas triquiñuelas para escaquearse del pago de la pensión, ante el lógico enfado de la bella muchacha. Esto dará lugar a situaciones bastante graciosas y estrambóticas. Además de esto, Jim sentirá una creciente atracción por China, aunque no será capaz de expresar sus sentimientos de una forma, digamos, muy hortodoxa...

 

En los dos primeros tomos de Spirit of Wonder el dibujo es bastante flojo y descuidado y las historias no son nada del otro mundo. Sólo en el tomo que engloba la historia de Miss China la cosa mejora. Se trata de un cómic bastante bonito y evocador con un acertado toque romántico y nostálgico. El dibujo ya es aquí muy notable, muy agradable y vistoso. Se nota mucho que hay un gran espacio de tiempo (y de horas de trabajo) entre los primeros relatos y el de China.

 

Si búscais un manga diferente y con un toque mágico, leed Spirit of wonder.

RESEÑAS MANGA (XIV): ADOLF.

Escrito por artesecuencial 10-06-2007 en General. Comentarios (0)

 

Ya os he hablado de varias de las obras de ese incontestable genio del cómic llamado Osamu Tezuka.  Pues bien, si alguna de sus obras es reconocida, hoy por hoy, como una obra maestra esa es Adolf. Este manga es una de sus obras más maduras y redondas, en la que el maestro llegaba ya al cenit de su arte.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/adolf.jpg   

 

Adolf narra las vidas de dos (tres en realidad) personajes llamados así: Adolf. Uno de ellos es Adolf Kamil un judío de familia modesta se verá inmerso en la vorágine de la persecución antisemita iniciada por los nazis a inicios de los años 30. Por otro lado tenemos a Adolf Kauffman, un niño de padre alemán y madre japonesa que sufrirá en sus carnes la misma tragedia el otro Adolf, sólo que él lo hará en la otra cara de la moneda: será educado en los valores del tercer Reich y se convertirá en un ser lleno de odio y de resentimiento. Ambos se conocerán en Japón y serán amigos hasta que el destino les convierta en adversarios irreconciliables…

 

En medio de toda la trama tenemos al “tercer Adolf”: Adolf Hitler. Aunque aparece poco, Hitler es el personaje central de toda la obra puesto que la idea básica de Tezuka es la de narrar cómo la mera existencia de este despreciable ser truncó trágicamente la vida de millones de personas. Además de esto, la historia se inicia y tiene como trasfondo la búsqueda de unos documentos que contienen un increible secreto sobre el origen del genocida y que pondrá en peligro la vida de muchas personas…

 

Adolf es, ante todo, una reflexión sobre la sinrazón de la guerra y la condición humana. Hace una brutal disección del odio y la intolerancia en una historia en que todos –o casi todos- son las victimas de la insoportable tendencia del ser humano a generar sufrimiento gratuito y a ser protagonista de las mayores aberraciones. Es una obra profundamente antibelicista pero no por ello cae en la sensiblería barata o en las salidas fáciles.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/adolf2.jpg 

 

Tezuka dota a todos de sus personajes de una gran fuerza y personalidad definidas. Sabe manejar los sentimientos como nadie e introduce siempre su toque personal a través de ese sentido del humor limpio y  fresco. Sólo un genio puede hacer esas cosas sin que queden ridículas o fuera de contexto.

 

En el apartado grafico, volvemos a asistir a una lección magistral de narrativa y composición de página. No sobra ni falta nada. Está todo medido y calculado. Otra genialidad al alcance de muy pocos artistas. Ante esto, el estilo infantil y caricaturesco de Tezuka apenas desentona aunque es cierto que es lo más “flojo” de sus obras. No es menos cierto que en Adolf Tezuka abandona un poco la caricatura y su trazo es ya más maduro y elaborado.

 

Adolf es otra de esas obras que no puede faltar en toda buena tebeotca.

RESEÑA MANGA (XIII): SAY HELLO TO BLACK JACK.

Escrito por artesecuencial 07-06-2007 en General. Comentarios (0)

 

Say hello to Black Jack narra las peripecias de un joven estudiante de medicina que sufre en sus carnes las enromes dificultades de integrarse y escalar posiciones en el sistema médico japonés. Pero no se trata de un estudiante normal, si no que tiene un acentuado sentido de la justicia que le impide quedarse callado ante las muchas injusticias que ve a su alrededor. Eso le llevará a enfrentarse a la maquinaria de un sistema sanitario deshumanizado y frío. El protagonista pasará por las diferentes áreas del hospital en que trabaja, viendo de primera mano las graves lacras del sistema. Será testigo de la excesiva burocratización y la mercantilización de la maquinaria sanitaria e intentará mejorar las cosas, enfrentándose al poder establecido y ganándose muchos enemigos. Pero no todo será malo: también conocerá el amor, la amistad, etc.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/sayhello.jpg 

 

¿Qué interés puede tener un cómic sobre médicos? En principio puede parecer que no demasiado pero una vez leído Say hello to Black Jack uno se da cuenta de que no sólo tiene interés si no que te deja ensimismado y enganchado como pocas obras pueden hacerlo. Say hello es un manga que mantiene la tensión y la emoción en todo momento y que no deja espacio al aburrimiento. La narración es ágil y no se alarga innecesariamente. Las relaciones humanas están contadas con mucha sensibilidad y Sato no peca de cursilería en ningún momento.

 

El autor nos pone, en muchas ocasiones, ante dilemas morales de difícil solución pero no toma parte en ningún momento, si no que deja que el lector saque sus propias conclusiones. En ese sentido el manga no es nada panfletario ni moralizante y presenta los problemas desde diferentes ópticas y de forma bastante objetiva. No nos da nada mascado si no que nos pone en la tesitura de pensar (¿Cuántos comics/libros/películas noa ofrecen eso?) y tomar decisiones.

 

Otro asunto es la denuncia (esta sí evidente y clara) de la situación del sistema sanitario japonés, que no debe de estar muy alejada de la de muchos países desarrollados. La pregunta que se hace uno es cómo es posible que cuanto más “rico” es un país menor sea la calidad de vida de sus ciudadanos y mayor sea nuestra sumisión a las terribles e inhumanas leyes del mercado. ¿Somos sólo el código PIN de una tarjeta de crédito? Mejor no pensarlo…

 

El dibujo es otro de los atractivos de la obra: es bastante funcional pero muy cuidado y limpio. Mantiene un nivel bastante alto y tiene momentos notables.

 

Una gran manga.

RESEÑA MANGA (XII): OMEGA 7.

Escrito por artesecuencial 05-05-2007 en General. Comentarios (0)


Después de la II Guerra Mundial Japón sufrió un fuerte golpe en su ego como país. Las bombas Hiroshima y Nagasaki postraron a toda una nación, que en pocos minutos se dio cuenta de su grave error a la hora de permitir que determinados “elementos” de su clase política  les llevaran, décadas antes, a una carrera belicista sin retorno. El impacto de las bombas atómicas fue tal que quedó grabado en la memoria colectiva de los nipones, provocando que las generaciones posteriores renegaran de las ideas imperialistas/fascistas que habían llevado al país al desastre.

Una vez terminada la guerra Japón asumió una constitución no belicista y dejó de tener un ejercito tal y como lo entendemos hoy en día para crear las llamadas fuerzas de autodefensa. Se trataba de una suerte de “ejercito pacifista” creado única y exclusivamente para hacer frente a catástrofes naturales, etc. que ocurrieran en el país (aunque sería ingenuo pensar que esto era -y es- exactamente así). Con esto se pretendía prevenir otra posible “resurrección” del fascismo que había llevado al país a la guerra.

 

Sin embargo Japón -como no podía ser de otra forma- mantuvo y mantiene sus servicios secretos y sus comandos de elite, dedicados a “lavar” esos trapos sucios que todo país “civilizado” tiene en su trastienda. Pues bien, Omega 7 nos narra las aventuras de uno de esos comandos especiales creados para cumplir misiones más o menos clandestinas por todo el mundo, sin escatimar en el uso de la violencia y sin derrochar demasiada diplomacia.

Lo más curioso es que la mayoría de los miembros del equipo no actúan por patriotismo ni ideales superiores si no que lo hacen por dinero: están endeudados hasta las cejas y esa es la única forma de incrementar sus ingresos de forma rápida… No son héroes ni nada por el estilo, si no que son tipos normales y corrientes que asumen su particular trabajo como lo más natural del mundo.

Omega 7 es un cómic de un género que no abunda demasiado: el bélico. En él podemos encontrar una serie de historias cortas (algunas interrelacionadas) muy bien contadas por el autor, que sabe darle a la trama las dosis necesarias de tensión y suspense. El argumento no es demasiado complejo ni profundo  (la alta política es algo secundario), tomando mayor protagonismo la acción pura y dura.

Kobayashi tiene una forma de dibujar bastante particular que no se parece en nada al “estilo manga” más comercial. Es más, nos encontramos un dibujo más cercano al occidental que a mi me recordó al de los viejos cómics de hazañas bélicas y otros por el estilo. Apesar de que a primera vista parece algo tosco y descuidado, la verdad es que es bastante aceptable, dejando la sensación de que el autor ha asumido ese estilo algo "sucio" para darle un toque más personal y realista a sus historias.

Sin entrar en demasiadas profundidades (ya lo haré otro día): si os gusta el género bélico, Omega 7 es una buena elección.