Artesecuencial

RESEÑA MARVEL: "LOS VENDADORES OSCUROS" # 7..

Escrito por artesecuencial 18-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

En el “Vengadores Oscuros” # 7 tenemos la segunda entrega del cross-over titulado Utopía”, en el que Matt Fraction sigue con la trama iniciada en el número 53 de “La Patrulla X”:

 

Este tebeo no aporta demasiada novedad con respecto a lo que vimos en la primera parte de esta minisaga. Está claro que todo es una excusa para crear un nuevo equipo X con un tono oscuro y que actúe como “reclamo publicitario”. Como esto queda muy claro desde el principio, lo mejor es quedarse con lo que pueda ser salvado del cómic… En este apartado meto a personajes incluidos en los X Men oscuros y que siempre me han llamado mucho la atención. Hablo de Capa y Puñal o el Mímico, héroes a los que podríamos llamar marginales –y poco y mal explotados- que ponen un contrapunto interesante a los Cíclope y Cía... También destaco a Namor, un miembro bastante sorpresivo del nuevo grupo y que suma un atractivo mayor a la selección de mutis creada por Norman Osborn.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/vo7.jpg

 

 

Os peguntareis qué pinta Namor en el grupo de mutis… La respuesta es que se supone que este ilustre ex villano fue uno de los primeros personajes a los que se consideró un mutante dentro de universo Marvel, idea que fue usada hace unos años sin mucho éxito y que se retoma ahora con cierta habilidad. Namor es un rey sin reino (Atlantis fue destruida hace tiempo) y Norman Osborn le ofrece ser un futurible líder de todos los mutantes si acepta estar a sus ordenes. Buena estrategia que abre una interesante perspectiva en el futuro…

 

El otro personaje que sobresale es Daken, el hijo de Lobezno recultado para el grupo de mutis de Osborn. El chico tiene su atractivo pero no creo que esta sobreexplotación del personaje sea muy buena para su futuro… Potencial tiene, pero creo que Marvel está haciendo un uso abusivo de él, hasta el punto que puede acabar por resultar cargante…

 

Por lo demás, Fraction despacha el tebeo con un par de predecibles peleas entre grupos oscuros, cubriendo el cupo de escenas de acción innecesaria que pide todo cross-over que se precie.

 

El dibujo del tebeo corre a cargo de Luke Ross (la primera mitad del tebeo), Leonard Kirk, Ibraim Robertson y Jesse Delperdang (la otra mitad). El primero destaca mucho con un estilo clásico y muy completo (buen trabajo), mientras que los otros tres bajan un tanto el nivel. En cualquier caso, todos cumplen bien.

 

El que lleve unos años leyendo cómics de supers, sabrá perfectamente lo que es un cross-over y lo que cabe esperar de ellos. Yo hace tiempo que no me los tomo muy en serio y así me lo paso mucho mejor. Es lo más sano, creedme.

RESEÑA MARVEL: "LA PATRULLA X", NÚMEROS DEL 50 AL 52.

Escrito por artesecuencial 15-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

En el número 50 de “La Patrulla X”, Matt Fraction terminaba a lo grande su primera saga en la serie con la fiesta de mujeres ligeritas de ropa. El guionista ponía el punto y final a la trama de las “chicas X duras” con una última salva de fuegos artificiales muy espectacular  pero bastante vacía de contenido. Un desenlace efectista coherente con la deriva de la historia centrada en Mariposa Mental (o quien fuera). Y todo para resucitar a un personaje que no pedía, para nada, que lo trajeran de vuelta (al menos para mí)…

 

Tras la juerga mutante, Fraction nos ofrece una historia de “relleno” en la que vemos al Club X (el equipo de científicos reunidos por La Bestia que busca el origen del Gen X) metido en un lío bastante divertido… El estrambótico grupo viaja al pasado para seguir una pista sobre el origen de los mutantes y una vez allí se topa, de nuevo, con el Club Fuego Infernal… También tenemos un relato curisiollo sobre Rondador Nocturno que gustará más a los fans acérrimos del personaje (a los demás, ni fu ni fa).

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/patru.52.jpg 

 

 

En el nº 52 de la colección comienza el cross-over titulado “Utopía”, una trama que explota, de nuevo, la persecución muti en el contexto de Dark Reign. Con Norman Osborn en el poder, las facciones antimutantes -lideradas por un Bastión que permanece en la sombra- se lanzan a la caza del Homo Superior, provocando la respuesta de los Hombres X.

 

La idea de “Utopía” está muy trilladita y apenas sorprende. Marvel ha decidido poner toda la carne en el asador y aprovechar al máximo el tirón de la etiqueta “dark”. Ya tenemos en danza a los Vengadores Oscuros y ahora le toca el turno a la Patrulla X, que consigue su propio grupito tétrico de la mano de Norman Osborn y la Reina Blanca… La premisa tiene mucho –casi todo- de estrategia  publicitaria de Quesada, pero no niego que la idea me resulta un tanto curiosa y que no está mal traída la maniobra de Osborn para tener controlados a los mutantes… El giro que supone la “traición” de Emma Frost resulta atractivo, por mucho que la trama en la que se engloba todo suene a muy manida…

 

Fraction acepta el reto de llevar este cross-over, con lo que se sobreentiende que él va a pintar muy poco en el devenir de los acontecimientos… Y así es, porque la mano del guionista (sus toques de humor, sobre todo) se nota muy poco. Todo suena a evento de los gordos cotrolado por "los de arriba" y el cómic se nos va en una serie de peleas y situaciones un tanto repetitivas que podrían haberse contado en la mitad de páginas. No es la mejor de las lecturas pero al menos entretiene y tiene ciertos aspectos interesantes.

 

En el apartado dibujero tenemos a Yannick Paquette en el número 51 y a Mark Silvestri y a Terry Dodson en el 52 (el inicio de “Utopía”). Los tres son artistas más que competentes y gracias a ellos las lecturas se hacen un poco más agradables.

RESEÑA MARVEL: "HULK" NÚMEROS DEL 12 AL 18.

Escrito por artesecuencial 14-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

Tras la “curiosa” aventura en Las Vegas, Jeph Loeb metía al Hulk Rojo se veía en otro lío bastante estrambótico: una especie de “torne” cósmico con personajes como Estela Plateada y Namor. Este arco argumental (por llamarlo de alguna forma), sólo tenía como objetivo claro el de ver a nuevo Hulk colorado darse de leches con algunos otros héroes y villanos Marvel de lo más rebuscados. Muy bonito el dibujo de Ed McGuinnes y muy vacío el resto…

 

Tras este nuevo “sarao” (más estrambótico si cabe que el de La Vegas), tenemos  el número 600 USA de la serie. En ese tebeo Loeb intenta explicar todo lo que había ocurrido desde el primer número de la colección, intentona bastante torpe y que me dejó con más dudas de las que tenía entes de abrir el cómic. La aparición un tanto metida con calzador de Spiderman animaba un poco la cosa, pero lo único que saqué en claro es que Bruce Banner no podría convertirse más en el Hulk original… Punto pelota.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/hulkaroja.jpg 

 

En el número 16 de le edición española tenemos una nueva muestra del “talento” de Loeb a los guiones: otro tebeo de peleítas en el que el sparring de turno es Ares, uno de los personajes más insulsos de la Marvel actual. Un dios griego muy de andar por casa y sin el atractivo suficiente para despertar mi interés en lo más mínimo…

 

Llegamos así al nº 17; un tebeo en el que Panini incluye la serie regular USA del Hulk verde, uniendo los caminos de ambas cabeceras. En la de Rulk sigue un Loeb que mete con calzador a los X-Force en una nueva pelea multitudinaria al gusto del consumidor. Lobezno –cómo no- se une a la fiesta sangrienta para regocijo de las masas y con excusa de no sé sabe muy bien qué (algo así como la búsqueda de Rulk de una información comprometida sobre su identidad en manos de Dominó, la aliada de Logan en X Force)… El guionista de la serie reúne a un grupo bastante increíble de villanos para que ayuden a Rulk en su búsqueda, dejando claras sus intenciones propagandísticas desde el minuto uno. Golpe de efecto tras golpe de efecto sin más intención que la de crear una expectación vacía de contenido y muy previsible.

 

Mientras Loeb se lo pasa pipa haciendo su particular “Pressing Catch” con su personaje, Greg Pack se encarga de la serie clásica del Coloso Esmeralda, usando un tono muy ligero y fresco en sus guiones. Ahora que Bruce Banner no se puede transformar más en su particular Mr. Hyde, el guionista de serie decide dar un giro a la colección, convirtiendo a Skaar, el hijo de Hulk, en el centro de las tramas. Así vemos a Bruce entrenando al alienígena para que mate a su papi (es decir, ¡al mismo Bruce!). Una idea divertida que Pack maneja bastante bien, aunque abuse de algún que otro fuego artificial (demasiados personajes invitados de relleno y alguna salida de tono)…

 

De las dos series me quedo con la del Hulk verde si dudarlo. No sólo porque es mas divertida y tiene algo más de contenido, si no porque el dibujo de Ariel Olivetti me gusta más que el de Ian Churchill, el sustituto de Ed McGuiness en la serie del Rulk. Los estilos de ambos no tienen nada que ver y yo prefiero la solidez del trazo del argentino que el estilo cartoon del yanqui (que hace un buen trabajo, por cierto).

 

Loeb es un maestro en eso de vender. Sabe gastar páginas y más páginas sin contar absolutamente nada y mareando la perdiz de mala manera (a estas alturas ha conseguido que me importe un carajo quien es el Hulk rojo). El envoltorio es precioso, pero dentro no hay casi nada.

DE CINE!: "FURIA DE TITANES".

Escrito por artesecuencial 13-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

“Furia de Titanes” es la enésima “interpretación” de las diversas mitologías del orbe pasadas por el tamiz de Hollywood, la industria del cine a la que deberíamos empezar a llamar la industria de los efectos especiales:

 

Esta peli tiene un poco de todo y un poco de nada. Se nota algo de “El Señor de los anillos”, “Troya” y algún que otro film de ese estilo, pero no llegamos a vislumbrar, ni para bien ni para mal, demasiada influencia ajena… Esto no se debe a la gran personalidad del film, si no todo lo contrario: a la sensación de neutralidad insípida que transmite desde el principio.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/furia.jpg 

 

Lo mejor de “Furia de Titantes” es que va a al grano desde el principio. La película no esconde sus intenciones en ningún momento y nos presenta una aventura bastante predecible y atropellada en formato mata-bichos (al más puro estilo videojuego) en la que la trama es un soporte muy mal disimulado para dar “forma” a una serie de peleas de lo más espectaculares e increíbles.

 

Aparte de eso tenemos un no muy currado y fracasado intento de dar trascendencia al tema con una pátina mitológica que no cuaja en ningún momento y que apenas transmite nada. El “debate moral” centrado en la naturaleza humana y el papel de los dioses se pierde tan rápidamente en medio de los mamporros que apenas lo notamos (no se echa de menos) y tampoco cuajan ni la historia de amor (muy flojita) entre Perseo e Io, ni la “tomentosa” relación padre-hijo entre el protagonista y su papi Zeus. No hay tiempo para desarrollar nada de esto, ni tampoco un interés real por hacerlo…

 

El protagonista del film es el omnipresente Sam Worthington, uno de los nuevos héroes de acción del cine yanqui y que cumple bien con su rol de matón de bichos. Este chico vale para lo que vale –pegarse con todo dios- y no le pidáis más porque no os lo dará.

 

Entre dosis y dosis de efectos especiales tenemos algunos aspectos que intentan maquillar la escasez de empaque del producto: uno de ellos es la presencia de actores de postín como Ralf Fiennes y Liam Neeson (un tanto sobreactuado) en papeles secundarios pero bastante jugosos. Ambos tienen una participación bastante liviana pero al menos aportan su granito de arena para convertir el film en algo un poco más agradable de ver.

 

“Furia de Titanes” es una película muy discretita en lo que a guión y actuaciones se refiere y cuyo punto fuerte son unos efectos especiales logrados y curiosillos. Sólo la aportación de actores veteranos como Nelson y Fiennes supone un leve salto de calidad en un film que, por lo demás, es perfectamente prescindible.

RESEÑA MARVEL: "X FORCE" # 17.

Escrito por artesecuencial 09-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

Los X Force están metidos en una batalla a vida o muerte contra Discordia. El villano quiere a la niña mutante que salvara Cable hace unos meses y con la que huiría hacia el futuro…

 

La apocalíptica historia planteada en este mini cross-over llega a su fin y lo hace con una batalla final en la que vemos mucho ruido y algunas nueces. Un desenlace un tanto accidentado y confuso (no me queda muy claro qué pasa en las últimas páginas del tebeo) que deja dudas y alguna certeza:

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/force17.jpg 

 

Tras la lucha final, se deja notar que Hope, la “última mutante”, va a ser un personaje muy importante de cara al futuro y que no es tan “buena” como la pintan. Veremos donde llega todo el asunto, aunque a mí siempre me ha parecido que la chica es un trasunto de Jean Grey bastante mal disimulado que, a buen seguro, pronto ocupará el lugar de la desaparecida mutante de marras…

 

Por lo demás, la saga ha sido el típico cross-over que promete mucho y que ofrece muy poco. Una trama muy plana con dos malosos que me cansan bastante como Apocalipsis y Dyscodia. Dos villanos muy pesados a los que Marvel parece recuperar por enésima vez. 

 

En el apartado dibujero, destacar el gran contraste que hay entre los trabajos de Arie Olivetti y Clayton Crayn. El primero gana de calle con su línea clarita y depurada, mientras que Crayn emborrona unas páginas que resultan muy confusas. Dos estilos muy diferentes para una historia que tampoco es ninguna maravilla.

 

Lectura regulera la de esta “Guerra del Mesías”. X Force no es una gran serie y si encima meten, de primeras, tanto cross-over… Mal asunto.