Artesecuencial

DE CINE!: "FURIA DE TITANES".

 

“Furia de Titanes” es la enésima “interpretación” de las diversas mitologías del orbe pasadas por el tamiz de Hollywood, la industria del cine a la que deberíamos empezar a llamar la industria de los efectos especiales:

 

Esta peli tiene un poco de todo y un poco de nada. Se nota algo de “El Señor de los anillos”, “Troya” y algún que otro film de ese estilo, pero no llegamos a vislumbrar, ni para bien ni para mal, demasiada influencia ajena… Esto no se debe a la gran personalidad del film, si no todo lo contrario: a la sensación de neutralidad insípida que transmite desde el principio.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/furia.jpg 

 

Lo mejor de “Furia de Titantes” es que va a al grano desde el principio. La película no esconde sus intenciones en ningún momento y nos presenta una aventura bastante predecible y atropellada en formato mata-bichos (al más puro estilo videojuego) en la que la trama es un soporte muy mal disimulado para dar “forma” a una serie de peleas de lo más espectaculares e increíbles.

 

Aparte de eso tenemos un no muy currado y fracasado intento de dar trascendencia al tema con una pátina mitológica que no cuaja en ningún momento y que apenas transmite nada. El “debate moral” centrado en la naturaleza humana y el papel de los dioses se pierde tan rápidamente en medio de los mamporros que apenas lo notamos (no se echa de menos) y tampoco cuajan ni la historia de amor (muy flojita) entre Perseo e Io, ni la “tomentosa” relación padre-hijo entre el protagonista y su papi Zeus. No hay tiempo para desarrollar nada de esto, ni tampoco un interés real por hacerlo…

 

El protagonista del film es el omnipresente Sam Worthington, uno de los nuevos héroes de acción del cine yanqui y que cumple bien con su rol de matón de bichos. Este chico vale para lo que vale –pegarse con todo dios- y no le pidáis más porque no os lo dará.

 

Entre dosis y dosis de efectos especiales tenemos algunos aspectos que intentan maquillar la escasez de empaque del producto: uno de ellos es la presencia de actores de postín como Ralf Fiennes y Liam Neeson (un tanto sobreactuado) en papeles secundarios pero bastante jugosos. Ambos tienen una participación bastante liviana pero al menos aportan su granito de arena para convertir el film en algo un poco más agradable de ver.

 

“Furia de Titanes” es una película muy discretita en lo que a guión y actuaciones se refiere y cuyo punto fuerte son unos efectos especiales logrados y curiosillos. Sólo la aportación de actores veteranos como Nelson y Fiennes supone un leve salto de calidad en un film que, por lo demás, es perfectamente prescindible.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: