Artesecuencial

EN SERIE: 10 EPISODIOS DE "PERDIDOS" Y SEGUIMOS CASI IGUAL...

 

La última temporada de “Perdidos” no me está decepcionando en absoluto por la sencilla razón de que me esperaba algo muy parecido a lo que estoy viendo. Todo indica que "vamos" hacia un final de compromiso y con pocas respuestas y ofrecidas con cuentagotas y algún capitulo interesante. Pedir otra cosa hubiera sido ridícula y por eso me conformo con que la cosa no termine demasiado mal…

 

Ya dije en su día que una serie de la envergadura de “Perdidos” no puede tener otro final que uno que deje contentos a los fans de misma. Y esto es así porque es una serie hecha para ser vista y tener audiencia, no para contar una historia sin más. No hablamos de algo que nace, crece y muere según un guión preestablecido que no cambia nunca, si no de un producto que se va transformando en función de los deseos de la audiencia. Por eso, su final no será nunca el “ideal” si no el fruto de las necesidades empresariales ligadas al deseo del consumidor, el mismo que ha guiado el camino de la serie a lo largo de las temporadas.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/per.6.jpg

 

En esta última temporada se perfila todo lo que se venía intuyendo en las anteriores: la preparación de un traca final que suena a componenda y que obvia por completo las inmensas lagunas que las temporadas anteriores habían dejado. Los creadores de la serie se han decantado por no hurgar más en la “herida” y dejar de lado las miles de preguntas sin respuesta que habían ido dejando en el camino debido a las continuas volteretas y giros imposibles de la historia. Los parches de la trama provocadas por la necesidad de alargar la historia parecen ahora olvidados y se quedarán sin una respuesta “lógica”…

 

Una cosa es que tú no sepas responder a las dudas que has ido creando debido a forzar una y otra vez los límites de una historia y otra cosa es que ni siquiera intentes encajar todas las piezas con un mínimo de dignidad, tomando al espectador por un niño al que puedes engañar como y cuando quieras. No pasa nada por querer lo mejor para tu producto, pero lo que sí resulta indignante y hasta cierto punto condenable es que te regodees en las miserias de la persona que ha mantenido ese producto con vida.

 

Lo peor es que no sólo no vemos encajar las piezas, si no que tenemos nuevos personajes que no pinan nada y que dejan de lado a otros que ni siquiera han sido explotados, nuevos giros de tuerca, decenas de preguntas más a contestar, etc. Todo sigue igual como si no estuviéramos a 7 episodios del final de todo…

 

Y es que “Perdidos” se ha quedado en un producto más de tantos, muy bien vendido por fuera pero con unas taras brutales por dentro. Mucho ruido y pocas nueces en un producto que ha seguido vivo a base de buenas campañas de marketing y el tirón de unos personajes que son lo único que se salva, De hecho, estoy seguro de somos mayoría los que seguimos la serie por inercia y por la pura curiosidad de saber lo que les pasará a los protagonistas. El resto, las idas de pinza y las tramas metidas con calzador, es mejor olvidarlas porque nunca tuvieron respuesta (ni ganas de ofrecerla).

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: