Artesecuencial

RESEÑA MARVEL: HULK VOLUMEN 4, Nº 1.

 

Alguien ha asesinado a uno de los enemigos más emblemáticos de Hulk y Doc Samson y Hulka son reclamados para descubrir al criminal. En principio todo apunta al mismísimo Coloso Esmeralda pero hay demasiados cabos sueltos…

 

En otro lugar, Rick Jones, el viejo compañero de andanzas de Bruce Banner, aparece medio desnudo y aturdido en medio de la nada… ¿Tendrá algo que ver con el asesinato?...

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/hulk1.jpg 

 

En este primer tebeo de la nueva colección de Hulk se nos presenta la interesante premisa sobre lo que, supuestamente, girará la colección en su primera etapa: un crimen sin resolver en el que culpable parece ser Hulk. Para deshacer el entuerto las autoridades acuden a Hulka y Doc Samson, que tendrán que hacer de improvisados Sherlock Holmes y Watson… Siento una gran debilidad por estos dos personajes y esto ha hecho que me interese bastante por este cómic (aparte del hecho de que Hulk siempre ha sido uno de mis héroes favoritos). Además, ambos han recuperado cierto peso en al universo Marvel actual (Hulka con una etapa en su serie regular que dejó grandes momentos hace no mucho y Samson con sendas apariciones en colecciones como Factor X y Thunderbolts) y tienen una relación bastante cercana con el Coloso Esmeralda. También tenemos, cómo no, a Rick Jones –la tercera “pata de banco”- nuevamente en escena. Su presencia es siempre de agradecer porque, no en vano, es uno de los secundarios más querido de La Casa de las Ideas. Con estos tres parteneurs de lujo es complicado no sentir curiosidad por lo que pueda hacer Loeb en la serie…

 

Para presentar la trama Loeb hace que los “detectives” Hulka y Samson mantengan una conversación bastante divertida sobre el crimen y que es, sin duda, lo mejor del tebeo. El guionista consigue que haya cierta química entre ambos. Un punto a su favor. La breve aparición de Rick Jones también es graciosa y genera nuevas incógnitas. Tantas como las que abre la escena final del tebeo… No es demasiado pero para ser un primer número no está mal.

 

Por su parte, Ed McGuiness hace un trabajo aceptable sin más. Se trata de un dibujante que siempre me ha gustado bastante y al que hace tiempo que no tenía el gusto de “ver”. Este “reencuentro” me ha dejado algo frío pero tampoco me ha decepcionado del todo. El hombre cumple y está correcto pero quizás falta algo de chispa en su trabajo. Habrá que esperar un poco pero, en principio, su versión de Hulk (la que he podido ver en diversas ilustraciones en la red) no ha legado a llenarme...

 

En resumen: un número inicial interesante y divertido que deja con ganas de más. Hay que reconocer que Loeb sabe iniciar la historia, manteniendo muchas preguntas en el aire que harán que un servidor vaya raudo y veloz al kiosco en busca del segundo número. Me voy a dejar los prejuicios sobre este guionista en “casa” y le voy a dar una oportunidad. Esperemos que no me/nos decepcione…

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: