Artesecuencial

RESEÑA MARVEL: LOBEZNO # 32. *

 

Lobezno sigue rebuscando en su pasado y acude a Madripur en busca del secreto escondido por una de las personas que conoció en sus tiempos de mafiosillo en la pequeña isla asiática. Se trata de un pequeño arcón de madera propiedad de una de las primeras amantes de la vida de Logan…

 

Una vez en su antiguo “hogar” Logan contacta con un viejo aliado que trabaja en la policía para que le ayude en la búsqueda. El hombre acepta pero al poco tiempo desaparece sin dejar rastro…

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/lobi32.jpg 

 

Este tebeo recoge el primer Annual de la colección Wolverine: Origins y el 16 de le serie regular del mismo nombre. El primer tebeo me ha parecido de lo más flojo de lo que he leído hasta ahora de la serie americana. Una historia en el que se descubre otro personaje importante (y ya van…) del pasado de Logan. En este caso estamos ante una mujer fatal que se convierte en amante del Garras y que lo manipula a su antojo. En la trama vemos algunos flashbacks del pasado del héroe en Madripur que no aportan nada y que, para colmo, están muy mal dibujados por un tal Kaare Andrews que, aunque parece tener algo de talento, hace un trabajo de lo más mediocre con un estilo muy impersonal que repele bastante (su versión de Lobezno es de lo más fea que he visto). El acabado recuerda muy vagamente al Miller de Sin City pero ni de lejos llega al mismo nivel. En resumen: un cómic de lo más insulso que solo sirve para reforzar la supuesta gran amenaza del tal Rómulo, del que se viene hablando mucho en los últimos tiempos.

 

No muchas mejores sensaciones me ha dejado la segunda historia. En ella tenemos a Lobezno otra vez en Madripur tratando con El Capitán América y La Viuda Negra. En este caso los nazis se hayan en medio de una trama de espías que no acabé de entender muy bien (seguramente estaba aun afectado por el sopor que me había producido la historia anterior). Lo único salvable del tebeo era el final, con un pequeño giro en el que podíamos atisbar la catadura moral de los “jefes” de Logan y que profundizaba en la particular relación entre el mutante y El Capitán América.

 

Para colmo, el bueno de Steve Dillon no debía de tener su mejor día al dibujar este cómic y su trabajo me ha parecido muy flojo.

 

Vaya bluff de tebeo. Esto de los Annuals suele ser un sacacuartos que, de vez en cuando, deja algún buen tebeo. La pena es que este no es el caso.

 

 

* Se me pasó reseñar el Lobezno nº 31. Prometo hacer esa resaña lo antes posible.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: