Artesecuencial

UNIVERSO DC: SUPERMAN # 13.

 

Superman ha dado con el paradero del mago Arión y se enfrenta a él en una cruda batalla en la que el hechicero usará todas sus malas artes para terminar con el héroe. El Hombre de Acero sigue confuso por las imágenes del futuro que le ha mostrado El Fantasma Herrante poco antes pero está convencido de que la humanidad le necesita y que Arión está equivocado.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/superman13.jpg 

 

Termina la saga de Arión con un desenlace bastante predecible. Esta historia me ha decepcionado bstante porque, como dije en el post del nº 12 de la serie, Busiek está bastante soso en esta ocasión. Este guionista nunca se ha caracterizado por ser la alegría de la huerta pero sí por indagar –generalmente con acierto- en el género superheroíco, buscando siempre perspectivas diferentes y profundas. En este caso nos plantea el debate sobre la posible influencia nociva de los superhéroes en la sociedad humana, las distorsiones que su presencia puede generar. La idea no es nueva y Busiek no ha sido capaz de sacarle el todo el jugo, además de enrrollarse bastante (sobre todo en el número anterior, que se hacía muy pesado). El desenlace de la trama no es decepcionante del todo pero éste, así como el desarrollo de la historia, podría haber dado mucho más juego. No sé, me ha resultado todo demasiado obvio y contado muchas veces.

 

Lo que más me gustó de toda la historia fue la parte en la que Arión narraba el futuro de la humanidad. En este episodio desolador sí que llegué a sentir cierta tristeza por los allegados a Superman. También me ha gustado la parte en la que El fantasma Herrante muestra a Supeman el porvenir y habla con él sobre la condición humana (una converdación interesante que resume bien la idea de Busiek).

 

En este tebeo tenemos un número –este sí- de relleno total en el que asistimos a una trepidante aventura en la que Supeman, Lois, el niño venido de Kripton y adoptado por ambos, Supergirl y los padres de Clark acuden a un lugar llamado Therabitia (¿) a hacer un picnic… Sí, este es todo el argumento del cómic. No pasa nada más. Escenas bucólicas de familia ejemplar y poco más. Siendo indulgente diré que es un tebeo bonito en el que, aparte de aprender de alta cocina kriponiana (algo indispensable en el mundo actual), podemos disfrutar del dibujo realista y completito de Renato Guedes. Una historia digna de pasar a los anales de la historia de la intrascendecia.

 

Por fin ha terminado la trama de Arión. La cosa prometía mucho y se ha quedado en poca cosa. Mucha reflexión grandilocuente pero muy trillada. Sólo se salvan algunos detalles de Busiek y el gran trabajo de Pacheco.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: