Artesecuencial

RESEÑA MARVEL: SIDOOH # 1 (GLÉNAT).

 

A mediados del siglo XIX Japón vivió uno de sus momentos históricos más complicado. Los barcos de la armada estadounidense (llamados Buques Negros) llegaron a las costas niponas con el fin de obligar al país a abrirse al exterior y esto provocó una fuerte conmoción en un país que se creía invulnerable. Los extranjeros no fueron muy bien vistos por una buena parte de la población y para muchos trajeron la desgracia al pueblo nipón.

 

En el año 1855 se produjo un terremoto que asoló Edo (actual Tokio) y provocó miles de muertos. A estos se sumó la propagación de enfermedades como el cólera, causando más a estragos aún. Este es el contexto que nos encontramos en este manga: un mundo que se desmorona (el de los samuráis) en el que dos jóvenes huérfanos se verán obligados a sobrevivir a toda costa.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/sidooh.jpg 

 

Shotaro y Gentaro han perdido a su madre y sólo han heredado la espada samurai de su padre, fallecido también tiempo atrás. Ambos se verán obligados a viajar solos, decididos a iniciar el camino de la espada como única salida para sobrevivir en un entorno hostil. En su vagabundeo se encuentran con un sanguinario samurai que decide tomarlos como sus discípulos... Sin embargo, los muchachos pronto descubrirán que su nuevo maestro no es precisamente trigo limpio…

 

Aquí tenemos otro de esos mangas que tiene ciertos elementos que lo hace bastante atractivo. El primero es su tono más bien realista, algo que lo diferencia de la inmensa mayoría de las obras publicadas por aquí. En Sidooh no veremos diseños estrambóticos de personajes ni interminables luchas entre frikis variados. Aquí el protagonismo recae en dos niños que apenas pueden sostener una katana y que se ven envueltos en una vorágine de violencia. No es que el elemento fantástico me parezca una lacra de por sí pero la mayoría de los mangas de samuráis (o de pseudos-samuráis) que se publican en estos lares pecan de ser prácticamente iguales en su temática y se estructura y por eso ver algo diferente es muy agradecido. Uno tono tan realista suele ser algo poco habitual y puede atraer al lector que busca algo más.

 

Aparte de esto, Sidooh es un manga bastante duro, con escenas de violencia y sexo explicito que no están ahí por estar, si no que tiene su razón de ser (no en vano la época en la que se sitúa la trama fue bastante turbulenta). El autor, Tsutomu Takahashi, apenas hace concesiones de cara a la galería y esta obra apenas tiene las "salidas de tono" de otros mangas (esas bromas no siempre justificadas, etc.).

 

El dibujo es bastante correcto aunque a veces es algo sucio y confuso (algo que se ve en algunas escenas de lucha). El estilo realista de Takahashi está muy acorde con el tono general de este primer tomo y no desmerece la buena sensación que me dejó la trama (para los iniciados os diré que el dibujo es parecido, salvado las distancias, al del manga Vagabond).

 

Un cómic interesante que habrá que seguir con atención.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: