Artesecuencial

RESEÑAS MANGA: IKKYU # 1.

 

Ikkyu se sitúa antes de la unificación de Japón y narra la vida del hijo ilegitimo del emperador Gokomatsu. Ikkyu se verá obligado a vivir lejos de su padre -cuya indiferencia le atormenta- y se decantará desde niño por la vida religiosa. Así, se iniciará en los ritos del budismo zen en uno de los principales templos de Kyoto, la capital de Japón en aquella época.

 

Ikkyu pronto se destapará como un alma rebelde e inconformista que se cuestiona el poder establecido y las estrictas enseñanzas de sus superiores. En un principio su rebeldía juvenil será vista con simpatía pero con el tiempo se convertirá en un problema para el joven y para sus compañeros y maestros. La incomprensión general le llevará a abandonar su templo para ir en busca de enseñanzas más “puras”.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/ikkyu.jpg 

 

En su vida miserable junto al maestro descarriado Soi Ken´o Ikkyu será testigo de las desgracias del pueblo en una época en que Japón estaba aún dividido (el manga se sitúa antes de la unificació del país por Ieyasu Tokugawa) y asolado por continuos enfrentamientos por el poder. Estas contradicciones minarán la moral del joven y le harán cuestionarse el estado de cosas.

 

En este primer tomo de Ikkyu (manga publicado hace bastantes años por Glénat y reeditado ahora para regocijo de muchos lectores) asistimos a los primeros años de la vida de este particular personaje de la historia de Japón. Ikkyu fue un monje que se saltó todas las normas de la religión budista para ponerlas patas arriba. Si vida (lo que se sabe de ella) fue un compendio de escándalos que levantaron numerosas polvaredas pero que dejaron un poso en la sociedad nipona.

 

Este tomo inicial nos presenta una historia que podría pasar por cruel y desoladora pero que rebosa vitalismo gracias al gran sentido del humor del autor. Éste no se regodea en la violencia ni las desgracias si no que se centra en el viaje de un joven inocente en busca de respuestas para lo que ocurre a su alrededor. Os reiréis con las ocurrencias y travesuras del niño rebelde y sufriréis cuando el tenga momentos de desdicha.

 

Este cómic de Hishashi Sakaguchi (mangaka bastante desconocido por estos lares y del que apenas se ha publicado nada) contiene bastantes elementos que lo hacen diferente. En Ikkyu no encontrareis continuos combates ni luchas épicas, si no un proceso de crecimiento personal mezclado con lecciones de historia que, si bien resultan algo densas en algunos momentos, marcan perfectamente el contexto histórico en el que se mueven los personajes. Un manga para reflexionar que gustará más a todos los amantes de la cultura japonesa (entre los que me incluyo).

 

El dibujo de Sakaguchi (fallecido en 1995) es otro de los atractivos de este cómic. Su trazo claro y sin florituras mantiene la sobriedad que requiere la historia pero también es capaz de transmitir sensaciones más profundas a través de los paisajes, etc.

 

Una lectura recomendable si quieres cosas diferentes.

 

 

 

 

 

Comentarios

En el Expocómic de Madrid, hará 5 años, regalaban a la entrada el tomo 2 de Ikkyu. Yo por un momento creí que era Yojimbo, que desilusión al comprobar que no era así. Pero cuan equivocado estaba, leí el tomo, y quedé conmovido y prendado por la historia, y me preguntaba que habría sido del resto de tomos, como podría conseguirlos, y hace poco me encontré con una reedición, lo cual me animó mucho, y el echo de que hagas una reseña alabando dicho manga, me anima aún más a completarlo. Gracias.

Añadir un Comentario: