Artesecuencial

DE CINE!: EL "CASO PERSÉPOLIS".

 

Siguiendo el debate iniciado en el blog Un Tebeo Con Otro Nombre (UTCON) acerca de la película Persépolis (basada en un cómic con el mismo título) y de sus escasa difusión en los cines españoles me gustaría dar mi humilde opinión sobre el tema.

 

La conclusión a la que llegaba UTCON acerca del panorama cinematográfico actual no puede ser más acertada: efectivamente, el cine actual es un asco. No es que el cine en sí mismo esté podrido (siempre se harán buenas películas), si no que toda la megaestructura comercial que lo rodea ha llegado a estar tan viciada que es muy difícil que una película que no tenga “padrino” llegue a algún sitio. No nos engañemos, hay todo un entramado encargado de establecer que filmes van a ser un éxito y cuales no. Las campañas de promoción son las que marcan la diferencia entre lo que se ve y lo que no se ve (que no entre lo “bueno” y lo “malo”, conceptos, por otra parte, muy relativos). En estas condiciones es normal que una industria tan potente como la estadounidense se coma casi todo el pastel, dejando muy pocos pedazos para otras opciones.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/perse.jpg 

 

Sin embargo, el caso de Persepolis es diferente por varias razones: la primera es que se trata de una película de animación y ya sabemos, los que conocemos un poco el tema, que este género sigue siendo visto (por desgracia) como algo dedicado, casi exclusivamente, al público infantil. Es considerado un subgénero dentro del cine y siempre es tratado casi con cierto desprecio por los expertos y no tan expertos del medio. ¿No os parece extraño que casi todas las adaptaciones cinematográficas de cómics sean de imagen real? Lo lógico sería que se hicieran más películas de animación, un género que se adaptaría mejor al lenguaje del cómic (o eso creo yo). Sin embargo, en la mayoría de los casos no es así, lo cual es muy significativo...

 

Tampoco ayuda que la temática de Persépolis sea, digamos, algo “particular”. A mi personalmente me atraen mucho los tebeos que se salen de lo “normal” y que tocan temas sensibles o simplemente diferentes. La situación de la mujer en el mundo islámico (ojo, no entro a valorar) es algo que debería interesarnos a todos. Pero desgraciadamente no es así. No es un asunto atractivo para el gran público y pretender lo contrario sería absurdo. Esa es, quizás, otra de las causas del escaso interés que ha despertado la película.

 

Enlazando con lo anterior hay que decir que no es casual que la inmensa mayoría de las películas basadas en cómics que se están haciendo en la actualidad se centren, generalmente, en los superhéroes. Este género es el de más fácil adaptación al tipo de historias que venden más en el panorama yanqui (que, al final, es el que marca la pauta). En ellas priman la acción y lo visual frente al guión, a las historias (la mayoría de ellas están orientadas a un público juvenil pero son “digeribles” por todo tipo de públicos). Los superhéroes son más “asimilables” que otros tipos de cómics porque no rompen los esquemas del cine más comercial. Si embargo, el cómic independiente u otros tienen muy poco espacio en el tema de las grandes adaptaciones.

 

Si además de todo esto, el film se estrena en un país con escasa cultura comiquera, como es el nuestro (a años luz de otros como Francia), es normal que pase casi inadvertida. ¿Qué esperamos?... No olvidemos que aquí la gente no va a ver una película porque esté basada en un cómic, si no que a ver una peli sin más. Si está inspirada en un tebeo o no es algo que nos preocupa a los aficionados de toda la vida y poco más. Salvo contadas excepciones, el gran público no suele interesarse por estos asuntos. Yo sí que pagaría por ver un film basado en un tebeo aunque la temática no me interesara demasiado pero dudo mucho que la mayoría de la gente hiciera eso.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/perse2.jpg 

 

Si la conclusión que queremos sacar de este debate es que más allá del cómic de superhéroes hay muy poco espacio para este arte en el cine, probablemente estemos en lo cierto. Pero es que dentro de la misma industria del cine la inmensa mayoría de las películas se centran en dos o tres géneros (acción, comedia romántica, terror. etc.), dejando muy poco espacio para otras temáticas, que se tienen que buscar las habichuelas en el llamado cine “independiente”. Por lo tanto, puede que estemos ante un problema endémico del cine y no ante una supuesta incapacidad del cómic para “adaptarse” a otros medios y llegar más allá del papel…

 

Lo bueno es que, a pesar de todo, la “vida se abre paso” y películas como Persépolis ven la luz. Esto demuestra que lo bueno acaba saliendo al mercado. Son pequeñas ráfagas de aire fresco en un ambiente viciado y es una pena que no lleguen a la mayoría de la gente.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: