Artesecuencial

FRANK MILLER (II): DAREDEVIL Y BATMAN, DOS HEROES CON MATICES.


La razón básica de la comparativa entre ambos personajes que hice en el anterior post era la de establecer que el gran fuerte de Miller ha sido siempre el género negro y que tanto DD como Batman han sido los superhéroes más adecuados para desarrollar ese tipo dehistorias dentro de las grandes editoriales USA (Marvel y DC).  No es casual que las grandes obras de Miller (como el DD: Born Again, Batman: Año uno o su Sin City) hayan tenido un nexo  común: eran historias oscuras y sórdidas enmarcadas en entornos hostiles, donde los héroes eran puestos al límite de su aguante y donde apenas mantenían la cordura. Son historias muy alejadas de las grandes sagas cósmicas y de otros estereotipos del género superheroico pero que han tenido una enorme influencia en obras posteriores, generando, a su vez, sus propios tópicos y siendo bastante imitadas. Digamos que, en realidad, Miller ha sido un gran escritor de género negro/policiaco que tuvo la fortuna y la oportunidad de trabajar con los superhéroes, dejando grandes momentos pero sin llegar a estar del todo en sumedio natural.

Tanto DD como Batman tenías los ingredientes perfectos para hacer con ellos una historia de género negro. Son héroes atormentados y no se caracterizan, precisamente, por ser la alegría de la huerta. En cierto modo son perdedores, ya que su vida ha sido una sucesión de derrotas y no consiguen encontrar la felicidad. La vida les ha castigado y aunque podríanser felices (están bien situados y son jóvenes y bien parecidos) se empeñan en complicarse la vida luchando, muchas veces solos, contra el crimen, en un mundo donde el delito es algo habitual y casi natural. Luchan en una guerra perdida de antemano y tienen ese aire romántico tan atractivo del condenado a caer.

Miller también demostró que se podían contar muy buenas historias de superhéroes sin necesidad de repetir una y otra vez los mismos esquemas del género. Es decir, que los superhéroes (el mito del héroe, si queremos verlo así) podían ser vistos de diferentes maneras sin que esto supusiera que dejaran de ser superhéroes. Probablemente Miller escandalizó a los más puristas del género en su momento, pero hoy por hoy sus obras ya son consideradas entre las mejores del mismo.

Nadie puede negar que Frank Miller ha escrito grandes historias de superhéroes pero tampoco se puede negarque no han tenido demasiada continuidad y que en los últimos años apenas ha hecho nada diferente y realmente interesante. Sus últimos trabajos han mostrado que su mensaje parece algo agotado. Si bien las primeras historias de Sin City tenían mucha frescura y eran realmente buenas, las siguientes se repetían bastante, quedando un poco desfasadas y sosas. No son malos comics, ni mucho menos, pero suenan un poco a refrito, a algo ya visto. En 300 Moore se salía un poco del género negro para hacer una historia bastante curiosa pero con ecos de otras de sus obras. Era un cómic legible pero no una obra maestra.

Yo creo que Miller, siendo un gran autor, está un escalón por debajo de otros como Alan Moore, que ha mostrado que sabe hacer buenos cómics de superhéroes de todos los colores. De todas formas, Miller nos ha obsequiado con historias tan buenas que, por el bien del cómic, ojala vuelva recuperar su toque y podamos volver a disfrutar de su mejor arte.


(Continuará...)

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: