Artesecuencial

PROMETHEA: LA IMAGINACION AL PODER.


Sofhie Bangs es una estudiante que está realizando un trabajo sobre Promethea, un personaje literario y de cómic que es la base de una suerte de leyenda urbana según la cual es una “diosa protectora” que aparece para defender a los necesitados. Para completar su trabajo la joven acude a entrevistar a Bárbara Shelley, la mujer del último autor que escribió sobre el personaje. Ésta no se muestra muy receptiva a hablar del tema y le pide a la chica que se vaya, no sin antes advertirle que no investigue más porque puede ser peligroso…

Cuando abandona la casa de Bárbara, Sofhie es atacada por un ser parecido a una sombra y huye aterrada. Cuando parece que el "demonio" va a dar buena cuenta de ella, la joven es milagrosamente rescatada por una mujer vestida con extraños ropajes… Ambas consiguen huir y se refugian en un local abandonado. Tras unos momentos de confusión Sofhie reconoce al mito de Promethea en la mujer  que le ha salvado la vida


Las sorpresas no terminan ahí: en realidad esa “Promethea”es Bárbara  Shelley, la mujer con la que Sofhie había hablado poco antes. Bárbara le explica que sus vidas corren peligro y que debe tomar le “esencia” de Promethea” para salvarlas a ambas. Para ello sólo debe escribir un poema sobre la heroína legendaria. Shofie hace lo que le pide la mujer y, con sus nuevos poderes, consigue derrotar a su perseguidor y salvar la situación.

A partir de aquí Sofhie se verá envuelta en una vorágine de la que será muy difícil escapar. Descubrirá que Promethea proviene de un lugar llamado la Inmateria: el mundo de la imaginación y los sueños. Bárbara le explica que la Inmateria es el contrapunto al mundo “normal” (material) y que está formado por los sueños, las ideas y los recuerdos de la gente. Promethea no esuna “diosa” como la podemos entender si no que surge de la imaginación de las personas.

También sabrá (de primera mano) que hay poderosos seres que quieren destruirla por que supone una "amenaza" para el mundo material. Y es que Promethea es una “puerta” hacía la Inmateria y eso puede significar un peligro para determinados intereses (sobre todo para los que viven muy bien en el mundo "normal"). Según se mire, la heroína puede ser la clave de la salvación de la Humanidad o un peligro potencial para la misma.

La idea básica de Promethea es tan extraña como atractiva y pone de manifiesto, una vez más, la inmensa capacidad de Moore para “parir”ideas geniales, innovadoras y sumamente sugerentes. Promethea no es una serie que se pueda englobar dentro del género superheroico clásico, aunque sí que tiene ciertos elementos del mismo. No tiene nada que ver Con Tom Strong, por ejemplo, pero tiene como eje central el concepto y la caracterización del héroe (aunque en este caso lo haga desde una perspectiva atípica).

Es una serie densa y compleja pero muy divertida y amena (con un alcalde con más de 40 personalidades y un grupo de superhéroes llamado los “Los cinco tíos majos” os podeis hacer una idea). El autor juega, de forma magistral, con elementos mágicos, mitológicos, psicológicos y literarios para crear un relato extremadamente rico e  interesante. Hay que leerla muy atentamente para poder captar todas las ideas que Moore nos deja en el camino.

El dibujo de J. H. Williams III ayuda mucho a crear ese clima místico-mágico de la historia . Es un buen ilustrador y su composición de página (atrevida y experimental) va mucho con el tono general de la colección. Quizás es algo confuso a veces pero es que las características del guión de Moore tampoco se lo ponen demasiado fácil.

Otro punto fuerte de la serie es la ambientación. La trama se desarrolla en una ciudad de Nueva York muy particular, con una atmosfera bastante oscura y recargada (sin llegar a ser agobiante pero sí muy especial). A mi me recordó a películas como Blade Runner (salvando las enormes distacias)con un toque de cine negro.

En definitiva, Promethea es un cómic muy complicado de clasificar pero que tiene un “algo” que lo hace muy especial. Es una obra madura en la que se nota mucho la mano del Moore más místico y trascendente (algo que tambíén se vio en From Hell, por poner un ejemplo).

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: