Artesecuencial

EN SERIE: "THE WIRE".

Escrito por artesecuencial 23-06-2010 en General. Comentarios (1)

 

“The Wire” llegó a mi vida casi por casualidad y ya no me he podido librar de ella. Se trata de una serie ten redonda y especial que le marca a uno casi desde el primer capítulo:

 

Esta gran serie –sin duda una de las mejores de todos los tiempos- narra la vida cotidiana en los bajos fondos de la aparentemente inofensiva ciudad yanqui de Baltimore. Asistimos a la rutina del tráfico de drogas a través de la mirada de los jóvenes pandilleros hijos de la calle, perseguidos por policías desmotivados que hacen su trabajo con desgana y apatía. Todos forman parte de un mundo hostil marcado por la tragedia de una vida de miserias, algo asumido con naturalidad por parte de todos los “actores” del drama.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/ire4.jpg 

 

El realismo de le serie es apabullante, mostrando las cosas sin edulcorante alguno. Los guiones entrelazan una historia coral llena de recovecos que desemboca en algo mucho más grande. Cada temporada completa una pieza del puzzle de la vida en Baltimore (delincuencia, política, educación, etc.) que acaba por convertirse en un retrato apabullante y maravilloso con multitud de lecturas y de matices.

 

A un guión medido hasta la saciedad se une el gran carisma de unos personajes deliciosamente retratados y que enamoran desde el primer capítulo. Cada uno de los protagonistas –perdedores con todas las letras que asumen su destino con deportividad-  resulta tan creíble como entrañable, siendo otro de los factores que definen esta serie como una autentica joya.

 

Los creadores de “The Wire” saben gestionar la tragedia y el humor con una maestría encomiable, creando una atmósfera especial y muy reconocible. El toque surrealista presente desde el primer episodio supone un punto de ruptura con respecto a otras series de policías y ayuda a que le sensación de “verdad” sea aún mayor. Y es que los polis de esta historia son de todo menos brillantes e intachables agentes del orden y la ley…

 

“The Wire” es una de las mejores series policíacas de todos los tiempos. En realidad es mucho más que eso, es un retrato crudo y sin concesiones de toda una sociedad y un modelo de vida reconocible en toda gran ciudad moderna que se precie de serlo. Un guión medido y estudiado hasta la saciedad, diálogos mágicos, actores en estado de gracia, etc.  Una autentica maravilla destinada a perdurar en el tiempo.

REFLEXIONES COMIQUERAS: SERIES "MARGINADAS" SON LAS MÁS LOGRADAS (A VECES).

Escrito por artesecuencial 23-06-2010 en General. Comentarios (1)

 

Os comentaba hace muy poco la gran cantidad de ocasiones en las que las intromisiones editoriales han privado a los fans de una gran etapa de personajes míticos. Hablaba del caso de Thor, pero ha habido otros muy sonados a lo largo de la historia del cómic de superhéroes…

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/dd3.jpg 

 

Claro que también se ha dado el caso contrario: curiosamente tenemos personajes que se han beneficiado de su “perfil bajo” para vivir alejados de grandes eventos y gaitas de esas pudiendo aprovecharse de eso para vivir bastantes “épocas doradas”. Son héroes "marginales" que van y vienen y cuyos autores tienen mayor libertad para hacer y deshacer sin mayores problemas.

 

Los casos más evidentes que lo gratificante que puede ser el “olvido” editorial son series como “Daredevil” o "Factor X", cabeceras que llevan años a un alto nivel. En ellas autores como Bendis y Peter David han tenido libertad para desarrollar tramas largas y consistentes sin el temor de que el que y el Quesada de turno les den la vara. El resultado ha sido que hemos disfrutado etapas bastante interesantes y con una solidez que ya quisieran muchas series de las “grandes”…

 

¿El “pero”?... Son series/personajes con menos tirón cuyas ventas suelen estar en entredicho, por lo que algunas viven al borde del abismo de la cancelación. Es curioso pero es así: muchos buenos comics de supers suelen vender más bien poco, mientras las series grandes suelen generar bastantes más ingresos aunque su nivel sea inferior. Suele ocurrir...

 

Bien pensado, a los fans les viene bien que haya colecciones que vendan lo justo y personajes con un tirón menor, ya que eso permite que vivas lejos de los avatares comerciales y podamos disfrutar de ellas sin malos rollos. No hay mal que por bien o venga…

EN SERIE: PONGAMOS A "PERDIDOS" EN EL LUGAR QUE MERECE.

Escrito por artesecuencial 22-06-2010 en General. Comentarios (2)

 

Una vez pasado el terremoto “Perdidos” queda aún mucho ruido de fondo en el ambiente. Para algunos esta serie ha sido una de las mejores de todos los tiempos y otros hablan de tomadura de pelo. Para gustos colores, pero sería bueno poner las cosas en su lugar:

 

La última década ha sido una de las mejores en lo que a la TV se refiere. Hemos asistido a un boom de las series televisivas Buenas series hay muchas, pero sólo un puñado se pueden consideras unas “fuera de serie”. Esa categoría esta reservada a unas pocas elegidas que destacan por encima de las demás…

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/ire.jpg 

 

Nadie puede negar las cualidades de “Perdidos” como “producto televisivo”, pero no creo que podamos hablar, ni de lejos, de una Obra Maestra. Sería un error confundir cantidad con calidad y olvidar que un puñado de buenas episodios no hace a una serie la mejor. No, la excelencia es otra cosa…

 

Cuando uno ha visto joyas como “The Wire”, “Mad Men”, “Los Sopranos”, “Damages”, “Hermanos de sangre”, “Dead Wood”, etc. Entiende la enorme diferencia que hay entre un buen producto de entretenimiento de masas y una gran serie. Son conceptos radicalmente diferentes.

 

Una cosa es hacer una serie para que dure en antena a lo largo de los años y otra crear una gran historia y llevarla a la pequeña pantalla cuidando los detalles con mimo. En un caso tenemos un producto que se ve condicionado por los avatares de la audiencia y las guerras televisivas  y en otro tenemos un concepto mucho más cercano al arte. Por eso creo que hay poner las cosas en su lugar y separar el polvo de la paja.

 

Pongamos a “Perdidos” en el sitio que se merece: un buen show televisivo con muchos aciertos y grandes carencias que ha sabido sobrevivir dignamente a lo largo de los años. Lo de Obra Maestra es otro nivel...

RESEÑA MARVEL: "THOR", NÚMEROS DEL 19 AL 26.

Escrito por artesecuencial 11-06-2010 en General. Comentarios (2)

 

Tras un par de años en la serie “Thor”, Michael Strackzinskiy decidía dejar la colección del Dios del Trueno por sus desavenencias con Marvel. La razón del abandono del reconocido autor era su descontento por las imposiciones editoriales de Quesada, muy interesado en usar a Thor al final de la “etapa Dark Riegn”. Esto no gustó nada al guionista de la serie, que se fue con viento fresco y dejando su trabajo a medias.

 

El bueno de Strac había conseguido crear un escenario de lo más interesante, mezclando temas como la política asgardiana (muy inteligente la maniobra de apartar a Thor y dar el trono de Asgard al dubitativo Balder), las relaciones entre humanos y dioses (el gran contraste entre los dos mundos ha dado mucho juego), acción y amoríos. Todo ello aderezado con toques de humor muy agradecidos y que dejaban un gran sabor de boca.

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/tor26.jpg 

 

En sus últimos números en la serie se notan las prisas de su guionista a la hora de cerrar tramas que debían haber durado mucho más tiempo. La “vuelta” de Lady Sif se resolvió de forma muy precipitada, al igual que el “exilio” en Latveria (Balder descubre la traición de Loki de una forma un tanto estúpida), la relación de amor entre el humano y la asgardiana (muy bien llevada en todo momento), etc. Strac ata cabos de forma muy apresurada, dejando a medias muchas grandes ideas que podrían haber dado mucho juego a lo largo de los meses (¿años quizás?...).

 

Tampoco han ayudado las ausencias de Oliver Coipel, el dibujante oficial de la serie. No es que Marko Djurjevic haya hecho un mal trabajo (ni mucho menos), pero no es lo mismo… Coipel lo estaba  haciendo muy bien y sus “alternancias” no han ayudado a dar consistencia al trabajo de Strac

 

Esta corta etapa de la serie del Dios del Trueno ha terminado de una forma muy abrupta, dejando el sabor agrio de lo que pudo ser y no fue. Aún hemos tenido la suete de disfrutar de un puñando de buenos tebeos del Dios del Trueno. Menos es nada.

 

EN SERIE: EL FINAL DE "LOST".

Escrito por artesecuencial 08-06-2010 en General. Comentarios (3)

 

Os comentaba hace un tiempo que veía complicado que el final de “Lost” dejara a todos contentos. Después de tantos años y tantas expectativas creadas, el desenlace de una serie tan gran grande sólo podía generar polémicas. Por mi parte me esperaba algo por el estilo:

 

Los productores de “Lost” han jugado hasta el final con las expectativas de la audiencia, siendo ambiguos en todo momento. Lo que en un principio se nos presentaba como una realidad alternativa (la de fuera de la isla) se muestra en los últimos capítulos como una especie de Limbo en el que los personajes esperan su paso hacia el “otro lado”. En ese “lugar” los personajes deben aceptar su realidad (se supone que han muerto) y reconciliarse con su pasado. Ese proceso se produce al encontrarse entre ellos y “aceptar” y perdonar a las personas que compartieron la parte más importante de sus vidas: la isla.

 

Ese “Limbo” es una excusa para presentarnos el final “feliz” de la serie. Los guionistas se sacan de la manga esta “explicación” como un conejo de la chistera y la cosa suena a trampa de la buena, ya que en casi ningún momento a los largo de la 6ª temporada se ve claramente que los personajes vivan en una suerte de purgatorio ni nada que se le parezca. Aparecen casualidades, nada más… Nada que no hayamos visto antes y que, de repente, se transforma en algo muy diferente de lo que “debería haber sido”. Se supone que en el limbo debería haber “almas perdidas” en la bruma o algo parecido, no personajes que parecen reales y que llevan vidas más o menos normales... ¿Limbo?...

 

La ”realidad alternativa” transformada en un “purgatorio” deja un sabor de boca bastante agrio, por mucho que se intente tapar todo con algunos momentos memorables de “reencuentro” de los personajes  (algo que funciona muy bien). Ya sabemos que el 80 % de “Lost” son los protas, pero hasta el último momento se podía esperar un poco más…

 

http://artesecuencial.blogspot.es/img/pver.jpg 

 

El "otro final", el de la isla, se presenta como contrapunto “trágico” de la serie. En este caso tenemos una serie de acontecimientos que se precipitan de forma atropellada y bastante burda en algunos momentos, careciendo muchos de ellos de la intensidad necesaria. Esta parte deja momentos muy buenos (Hurley -genial como siempre- asumiendo el mano, el final de Jack, etc.) y algunos que dan un poco de vergüenza ajena (Desmond quitando el “tapón” de la isla). Como siempre, se nos explica muy poco de la trama y muchos puntos quedan en el aire…

 

De la información importante de la isla, poca cosa. Tras más de 100 capítulos no sabemos ni la misa la mitad de la serie. Los guionistas han escatimado respuestas que deberían haberse dado hace mucho y que nunca tendremos. Yo no me esperaba que me lo dieran todo mascado, pero me parece una tomadura de pelo que tras tanto tiempo no hayan sido capaces de intentar, al menos, apañar un relato medianamente coherente de lo que ha pasado en este tiempo. No creo que hubiera sido tan complicado hacer algo un poco más decente ni pienso que hubiera supuesto demasiado esfuerzo el hacerlo.

 

Hubiera bastado con un capítulo por temporada para hacer un “mapa” de lo que estábamos viendo más o menos plausible y que nos dejara la sensación de que la trama tenía sentido. Algunos dirán que las respuestas estaban ahí, y es verdad que la serie deja muchas pistas, pero falta un hilo conductor perdido hace mucho y que deja todo muy desolado y huérfano. Si no te aferras a los personajes, los grandes capítulos que nos regalaban de vez en cuando y el ritmo de la serie, te quedas con poca cosa.

 

Es cierto que el elemento sobrenatural ha estado muy presente en “Lost”, y que eso condiciona las posibilidades de dar sentido muchas de las cosas que han pasado en la serie, pero no justifica para nada la ausencia de concreción a la hora de poner las cartas sobre la  mesa. Por mucho que la cosas sean difíciles de explicar, al menos hay que intentarlo y ser un poco más honrados…

 

Ya sabemos que la isla es un lugar extraño y que las normas de la “vida real” no valen, pero dentro de ese caos” se podrían haber establecido una reglas que nos ayudaran a comprender como funcionan las cosas en ese lugar. Nos podrían haber explicado medio bien cómo funcionan los viajes en el tiempo, que pasó tras la explosión de la bomba en el “incidente” (una de las lagunas profundas de la serie), cuales son los poderes de Jacob y Humo Negro, qué era Dharma… Porque todo eso ha quedado muy en el aire, aunque se intuyan algunas cosas muy por encima. ¿Tan complicado era contarnos algo mas o menos hilado?...

 

“Lost” ha finalizado dejando a millones de fieles más tirados que una colilla, como no podía ser de otra forma. La serie había adquirido tal dimensión que sus creadores no han sabido como salir del paso sin embarullar más el asunto. Muchas cosas, demasiadas, han quedado sin respuesta.

 

Pero es inútil lamentarse ahora. La media hora final de “Lost” resume lo que ha sido esta producción a los largo de los años: una trama deslabazada y sin mucho sentido al servicio de unos personajes que han llevado el peso del tinglado en todo momento. Una idea excelente exprimida hasta el limite de la razón que, eso sí, ha sido llevada con una “inteligencia comercial” (y un poco de cara dura) tremenda. Poco más que decir…